Inicio Galicia A Coruña Camino de Santiago organizado y barato

Camino de Santiago organizado y barato

666
0

Coincidiendo con el inicio del año, todos nos ponemos unos objetivos que no siempre cumplimos, como mejorar el nivel de inglés, realizar más ejercicio o dejar de fumar. Un buen propósito para 2020 puede ser hacer el Camino de Santiago: es posible hablar inglés y otros idiomas, caminar mucho y fumar poco o nada.

Si nos embarcamos en la misión de “abrazar al santo”, podemos pensar en la opción de hacer un Camino de Santiago organizado barato, para lo cual debemos pensar bien en nuestro recorrido, tanto para elegir la ruta como la forma de realizarla (a pie, en bicicleta o, incluso a caballo). Hay que recordar que aquellos que deseen conseguir la “Compostela”, una credencial que asegura haber realizado el Camino de Santiago por motivos religiosos o espirituales, tienen que recorrer, al menos, los últimos 100 kilómetros a pie o a caballo o los últimos 200 kilómetros en bicicleta. Los peregrinos van reuniendo los sellos en los lugares de paso, como iglesias, monasterios y albergues.

Camino de Santiago
Camino de Santiago

Recurrir a una agencia de viajes española nos puede ayudar a gestionar las reservas en los albergues y los billetes de autocar, tren o avión (desde cualquier lugar del mundo) hasta el punto de inicio. Ideal para peregrinos que vayan en solitario y grupos (incluso con niños), esta opción permite olvidarse de muchos trámites y centrarse en lo verdaderamente importante: el Camino de Santiago, ya sea por motivos religiosos o por aspectos culturales y turísticos.

La agencia nos puede facilitar toda la información necesaria para ayudar a elegir la ruta y la época del año y responder a preguntas como qué ropa y calzado llevar (para evitar las temidas ampollas), qué documentación es necesaria o dónde dormir en función de nuestras necesidades.

Hay diversas rutas a la hora de realizar el Camino de Santiago, unas más conocidas que otras. La más habitual y mejor señalizada es el Camino Francés, que tiene como punto de partida la localidad gala de San Juan de Pie de Puerto, entra en España por Roncesvalles (Navarra) o Somport (Huesca) y atraviesa ciudades como Burgos y León y lugares como los yacimientos de Atapuerca y las minas romanas de las Médulas (El Bierzo).

La segunda ruta más frecuentada es el Camino Portugués que comienza en Lisboa, pasa por Oporto y llega a Galicia por Tui (Pontevedra). El trazado incluye Pontevedra, Caldas de Reis o Padrón.

El Camino Inglés, utilizado en la Edad Media por peregrinos de las islas británicas y Escandinavia, es una senda corta (unos 120 kilómetros) y menos masificada. Cuenta con dos variantes, desde A Coruña y desde Ferrol (A Coruña).

Otra ruta poco masificada en el Camino del Norte que, como su nombre indica pasa por el norte de España. Muchos peregrinos la recorrían en la Edad Media para evitar los reinos musulmanes. Se inicia en Irún (Guipúzcoa) y pasa por San Sebastián, Bilbao, Santander y Gijón.

El Camino del Norte llega a Oviedo, donde existe la opción de seguir por esta ruta o incorporarse al Camino Primitivo, llamado así porque fue el utilizado por el rey Alfonso II, el primer peregrino. A pesar de ello, sus etapas son más duras que en otros itinerarios.

Otras rutas son la Vía de la Plata (desde Sevilla), el Camino desde Sarria (Lugo), que cubre algo más de los 100 kilómetros necesarios para obtener la “Compostela”, o la Ruta del Mar que, imitando el trayecto de la barca con los restos del apóstol Santiago, se inicia en la Ría de Arousa y se une al Camino Portugués en Padrón.

Camino de Santiago
Camino de Santiago, señalización

En cuanto a la época del año para emprender el camino hay tres temporadas: alta, media y baja. Durante la temporada alta, que abarca desde mayo a septiembre, el clima es más benévolo y la afluencia de peregrinos es mayor, por lo que hay que reservar con antelación la reserva de alojamientos y servicios.

La temporada baja comprende desde octubre hasta febrero, fechas en las que la meteorología puede ser más adversa y, por ende, hay muchos menos peregrinos. Puede ser una buena época para aquellos que realicen el camino por motivos espirituales y religiosos. Y el resto de meses del año se considera temporada media.

Sea cual sea la ruta y la temporada siempre es bueno dejarse asesorar por los profesionales y así recorrer el Camino de Santiago sin ningún contratiempo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.