Inicio Miscelánea Cachimbas: el ocio cada vez más demandado

Cachimbas: el ocio cada vez más demandado

4058
0

El mundo de las cachimbas cada vez está más de moda. En los últimos años, la gente que las consume, ya sea solo o con amigos, no ha parado de aumentar. ¿Quieres saber por qué?

Las cachimbas, también conocidas como sishas, llevan consumiéndose dentro de nuestras fronteras desde hace años. De tradición oriental y occidental, estos aparatos son todo un fenómeno de masas que consigue atraer incluso a los más reacios al tabaco y al hecho, en sí mismo, de fumar.

Sin embargo, sitios como El Badia son los que, gracias a su amplia variedad de opciones, convencen a estos indecisos. Y es que, a la hora de fumar cachimba, puedes hacerlo con o sin nicotina y en recipientes de muy diferente formato. Y, por si esto fuera poco, tanto los tipos de mangueras de cachimbas y la lista de sabores con las que cuentan es interminable.

Las cachimbas y sus sabores

Si ya has consumido sisha alguna vez, ya sea porque la tienes o porque te gusta ir con tus amigos a locales donde las preparen, entonces sabrás que, a veces, puedes ser una misión prácticamente imposible seleccionar el sabor. ¡Hay tantos que es muy difícil que os pongáis de acuerdo para elegir solo uno! Vamos… que probablemente acabéis pidiendo varios aromatizantes, como también se conocen, o compréis un gran surtido para probarlos todos.

Frutas. Estos sabores son todo un clásico y suelen ser, por lo general, un acierto. Por tener, tienes hasta la opción de coger uno de tuti fruti. Aunque si tuviéramos que recomendar algún sabor a frutas que sea realmente apetecible, probablemente tiraríamos por el aromatizante de melón.

Tonos oscuros. Puede que por el título, no quede muy claro de qué sabor o sabores estamos hablando. Pero te aseguro que en nada lo entenderás. Y es que con tonos oscuros hacemos referencia a las cachimbas de chocolate, de sabor café o aromatizantes que son, quizás, algo más fuertes a la hora de tomarlos.

Menta. Es uno de los sabores favoritos de aquellos que fuman cachimba habitualmente. Su sabor refrescante combina fácilmente con el chocolate que mencionábamos anteriormente, aunque también puedes fusionarlo con algo de alcohol como es el vodka o con pequeños trozos de hierbabuena.

Historia de la cachimba

Todos tenemos una historia… ¡y las cachimbas no iban a ser menos! Aunque podríamos pasar horas hablando de su creación, evolución y qué aportan en la actualidad, vamos a hacer un pequeño resumen para que te hagas una idea de cómo la cachimba, originaria de oriente, ha llegado hasta nosotros y, por lo que parece, no tiene intención de irse a ningún lado.

Eso sí. Cuando leas estas líneas, te retamos a que las pongas en duda y dejes tu opinión acerca de cómo apareció la cachimba en los comentarios de este post. Porque, aunque vayamos a hablarte de su historia, debes saber que no hay una concreta. Las teorías son muy diversas.

Hay quienes dicen que la cachimba fue creada por Irfan Shaikh, médico en la corte del emperador mongol Akbar. Esta es la teoría más aceptada. Pero hay más. Como la posibilidad de que ya existiera de antes y, simplemente se introdujera en la India desde Persia. Incluso hay quien cree que apareció en China o Egipto hace unos 600 años.

Como ves, las teorías en torno al origen de la cachimba son muy diversas, aunque todas coinciden en una cosa: forma parte esencial de la cultura y tradición del mundo árabe.

Tipos de cachimbas

Si estás pensando en comprarte una cachimba para amenizar tus tardes de cine en casa, entonces es importante que primero conozcas qué modelos se adaptan mejor a lo que necesitas. Aquí te dejamos un pequeño resumen de los modelos de sishas que existen, que varían tanto en forma como en tamaño.

Estilo egipcio. Podríamos decir que estas son las más clásicas, por lo que para principiantes son la mejor opción.

Narguiles turcos. Si has consumido cachimbas muy poco o siempre se encarga otro de prepararlas, entonces no te recomendamos esta opción. A pesar de ser muy elegantes, estar echas de acero inoxidable o latón y con labrados a manos, son algo más complicadas de manejar si acabas de entrar a formar parte de este mundo.

Aunque, en términos generales, lo que tienes que tener en cuenta a la hora de comprar una cachimba son sus accesorios. La calidad de la manguera, que es de donde sale el humo, y la cazoleta, que es donde pondrás el tabaco. Y de nada te sirve que el tabaco sea de buena calidad si la cazoleta no es buena.

Desde revistaiberica.com esperamos que el artículo haya sido de vuestro interés y os animamos a dejar vuestras opiniones en los comentarios de nuestra página web.

Artículo anterior6 motivos para viajar en una furgoneta camperizada
Artículo siguienteMuseo de juegos tradicionales
Redactora Jefe, periodista de corazón y pasión, con infinitas ideas en constante ebullición. Sobre todo, es la que cuida a los clientes para facilitarles su participación en nuestra revista de viajes y turismo por España y Portugal.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.