Inicio Viajes, rutas y destinos por España Cantabria Balneario, una tradición cántabra

Balneario, una tradición cántabra

14
0

El Camino del Balneario nos lleva a través de la tradición termal de Cantabria. Desde establecimientos que integran la riqueza minero-medicinal hasta los más modernos tratamientos, son todo un referente en este ámbito.

 

El denominado “turismo de salud” ya copa un lugar importante dentro de los destinos turísticos tradicionales. Cada vez son más las personas que, cuando necesitan un descanso, eligen este tipo de establecimientos. Sus numerosos tratamientos contra el estrés, el cansancio y la ansiedad son muy demandados. Además, todos estos centros cuentan con gabinetes médicos especializados.

Cabe destacar que la mayor parte de los balnearios o centros termales de Cantabria se encuentran en plena naturaleza. Próximos a las playas, permiten a sus visitantes disfrutar del entorno.

Balneario de Alceda

En pleno valle de Toranzo, a orilla del río Pas, encontramos un edificio decimonónico que conserva todo el sabor de lo antiguo, el Balneario de Alceda. Este valle destaca por su enorme patrimonio cultural y arquitectura civil, en el que destacan los palacios y las ermitas, así como por sus cuevas prehistóricas. Sus espectaculares paisajes y el parque que rodea sus instalaciones, lo convierte en un sitio ideal para los paseos y el senderismo.

Su manantial de aguas sulfurosas es considerado el más caudaloso de Europa, y sus propiedades están especialmente indicadas para tratamientos dermatológicos, respiratorios y de relajación, además de estéticos, reumatológicos y alérgicos, siempre bajo control médico.

Balneario de Corconte

Se encuentra a los pies del pantano del Ebro y muy próximo a la provincia de Burgos. Se trata de un palacete de estilo renacentista montañés de piedra de sillería, cuyo emplazamiento lo sitúa cercano tanto a la localidad de Reinosa, a Fontibre, lugar donde nace el río Ebro, a la estación de esquí Alto Campo, a las ruinas romanas de Camesa Rebolledo y Julióbriga y al poblado cántabro de Argüeso. El turismo activo y numerosos deportes como rutas a caballo, senderismo, paseos o deportes acuáticos o de esquí son algunas de las opciones de ocio a las que pueden optar sus visitantes.

Balneario de las Caldas

El Balneario de las Caldas de Besaya, que conserva todo el sabor de antaño, se ubica en la localidad del mismo nombre, muy próximo a las ciudades de Santander y Torrelavega, y a la villa de Santillana del Mar, donde se encuentran las Cuevas y el Museo de Altamira. Se trata del balneario más antiguo de cuantos se encuentran en funcionamiento en la región, que conserva todo el encanto de un balneario tradicional.

Los beneficios de las aguas de las Caldas, conocidas desde la época romana, han alcanzado tanto prestigio que incluso fueron utilizadas por la reina Isabel II, cuya bañera hoy aún se conserva. Se trata de aguas cloruro-bicarbonatadas, sódicas, azoadas y fuertemente radiactivas, manan a 37 grados. Son recomendables por su acción terapéutica, especialmente en procesos reumáticos, respiratorios, y del sistema nervioso para dolencias como ciática, artritis, gota, reumatismo infeccioso o biliarticular y artrosis. Asimismo, es beneficiosa para enfermedades respiratorias como laringitis, faringitis, asma, bronquitis o rinitis y también para combatir problemas del sistema nervioso, del digestivo, problemas dermatológicos y ginecológicos.

Balneario de Liérganes

Situado en la localidad de Liérganes, declarada conjunto histórico-artístico, y a tan solo 15 minutos de Santander, encontramos este complejo con el mismo nombre. Construido a principios del siglo pasado, ha contado entre su clientela con reyes, está rodeado de un parque de árboles centenarios. Cuenta con dos manantiales de gran renombre y demostrados beneficios termales. Además, las propiedades curativas de sus aguas son idóneas para tratamientos de reumatismo, problemas respiratorios y de piel, además de estrés. En este balneario se practican una treintena de técnicas termales diferentes.

Balneario de Puente Viesgo

El Balneario de Puente Viesgo, situado en la cuenca del río Pas, en el pueblo que lleva el mismo nombre, se encuentra también próximo a Santander. Esta localidad es famosa, además de por su conocido balneario por la importantes cuevas prehistóricas que alberga, entre las que destacan la del Castillo, las Monedas, la Pasiega y Chimeneas, declaradas Patrimonio de la Humanidad junto con otras cinco cavidades cántabras con arte rupestre. El entorno patrimonial y paisajístico de la zona lo convierte en un lugar idóneo para descansar.

Además, el Balneario de Puente Viesgo es muy conocido por haber albergado en diversas ocasiones las concentraciones de la Selección Española Absoluta de Fútbol y la Sub-21; la Selección Española de Baloncesto, la de Balonmano, la de Futbito, así como concentraciones de diversos equipos de la 1ª División Española de Fútbol.

Balneario de Solares

El Hotel Balneario de Solares, un centro clásico del norte de España, fue rehabilitado e inaugurado en 2006. De esta forma se convirtió en un moderno complejo termal. Su arquitectura evoca el estilo romántico del primitivo edificio e incluso reconstruye algunas de sus zonas antiguas. Su interior está dotado con unas modernas instalaciones hidrotermales de acuerdo a las ultimas tendencias en balnoterapia.

Hotel Balneario de la Hermida

Situado en el municipio de Peñarrubia, término de algo más de 54 kilómetros, en pleno Desfiladero de La Hermida, monumental accidente geográfico que toma su nombre de este núcleo de población. Durante décadas, este centro estuvo cerrado hasta que en 2006 reabrió sus puertas, y con ello, recuperó una actividad que se remontaba a 1881.
Este establecimiento hotelero de cuatro estrellas, 57 habitaciones y cuatro plantas se ubica entre las impresionantes rocas del desfiladero, en el pueblo de La Hermida. El complejo tiene una superficie de 2.000 metros cuadrados y está dividido en tres zonas.

La zona húmeda dispone de 11 bañeras de hidromasaje, aerobaño y cromoterapia, además de envolvimiento en algas y lodo marino. El área termolúdica está dotada de circuito de puesta en forma y ocio, piscina termal dinámica, jacuzzi, batería de cinco duchas, pediluvio de marcha, baño frío, terma romana, sauna seca, rocío frío y gruta termal natural. La zona seca, por su parte, dispone de consultas médicas, fisioterapia, gimnasio, salas de masaje, cabinas e hidroterapia del colón.

Centro de Talasoterapia del Hotel Real

El Centro de Talasoterapia Hotel Real se encuentra situado en pleno promontorio de El Sardinero de Santander, muy próximo al famoso Palacio de la Magdalena, en un establecimiento de gran renombre turístico y con unas inmejorables vistas tanto a la bahía como a las playas de El Sardinero. Este hotel de cinco estrellas ofrece como novedad tratamientos con agua de mar en el centro de Talasoterapia.

La utilización del agua del mar en sus tratamientos se completa con la utilización de algas y lodos marinos. Entre los servicios que se pueden encontrar en este centro están las duchas a presión, la ducha jet, ducha vichy y bañeras trifuncionales. Dispone también de sauna, baño turco, sala de aromaterapia, piscina de agua de mar, cabinas de tratamiento y masajes y gimnasio.

Desde revistaiberica.com esperamos que el artículo haya sido de vuestro interés y os animamos a dejar vuestras opiniones en los comentarios de nuestra página web.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.