Inicio Turismo Hoy Andorra, su primer asentamiento

Andorra, su primer asentamiento

9
0

Las rutas Ecoturísticas de Andorra permiten descubrir el entorno natural del país y su diversidad medioambiental. Existen varios itinerarios por las distintas parroquias andorranas donde la vegetación y la fauna autóctonas son una maravilla para los sentidos. También se puede explorar la ruta de los oficios, antiguos caminos que realizaban los antepasados para desplazarse por la zona.

 

El patrimonio cultural y natural del país de los Pirineos se puede conocer a través de sus rutas. En Sant Julià de Lòria se proponen cuatro itinerarios de gran valor histórico y medio ambiental: el camino del maestro de obras, el camino del leñador, el camino del trigo y el camino del pastor. Así, pretenden que se conozcan los oficios más comunes de la zona mientras se disfruta de su flora y fauna.

El camino del Maestro

Este sendero pasa por la Balma de la Margineda, donde se ubica el primer asentamiento humano del Principado. El itinerario tiene una duración aproximada de 4 horas y además de reconocer esta reliquia etnológica, también se puede apreciar los majestuosos paisajes que lo rodean. El paseo discurre entre robles centenarios acompañados de fresnos, avellanos, rosas silvestres y bojes. También es posible observar al lagarto ocelado, la lagartija roquera, la lagartija ibérica o la serpiente verde.

Entre leñadores y pastores

El camino del leñador está situado en el bosque de la Rabassa (entre 1.400 y 1.500 metros de altitud) donde la arboleda de pino rojo es el gran protagonista. Las mariposas acompañarán al visitante durante el recorrido y también algunos ejemplares de Apolo, de trepador azul o de herrerillo común.

El camino de trigo en Andorra

Para descubrir las construcciones de alta montaña relacionadas con los antiguos oficios, se recomienda realizar esta ruta. El visitante pasará por la machía de Cal Mestre o la cabaña del bosque de Rèbols. El boj y grandes pinares forman un espectacular manto e incluso es posible observar alguna ardilla, un corzo o un jabalí durante el recorrido.

El camino del pastor

Ilustra la forma de vida de los campesinos en la alta montaña, además de apreciar las bordas (ahora rehabilitadas como restaurantes) y lugares donde se alojaban los pastores.

Por lo general, se recomienda que estas rutas se realicen a partir de junio. En esta época, y ya finalizo el deshielo. Eso sí, siempre acompañados de un guía.

Museo del Tabaco

Sin abandonar la parroquia de Sant Julià de Lòria, se puede completar nuestra aventura con una visita al mítico Museo del Tabaco, que se encuentra en la antigua fábrica de tabaco Roig. En su interior se ejemplifica la tradición tabaquera de Andorra y se explican los secretos mejor guardados de la fabricación de tabaco en el siglo XX.

Gastronomía en Andorra

La cultura andorrana también se puede descubrir degustando un plato típico en una borda. Estas casas rurales rehabilitadas como restaurantes son la mejor muestra de la gastronomía típica del país. En Sant Julià de Lòria se encuentra la Borda l’Arena que ofrece una cocina hogareña con recetas tradicionales, aunque también destaca su selección de carnes a la brasa. Una enriquecida manera de conocer el patrimonio de Andorra.

Desde revistaiberica.com esperamos que el artículo haya sido de vuestro interés y os animamos a dejar vuestras opiniones en los comentarios de nuestra página web.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.