Inicio Miscelánea Al calor de Grazalema

Al calor de Grazalema

819
1

Las mantas de Grazalema son una tradición artesanal que lleva años formando parte de nuestros hogares y que, esperemos, jamás desaparezca. Porque si hay algo que siempre vuelve, eso es el frío.

Durante años, el invierno se ha hecho mucho más soportable gracias a las mantas. Porque no hay nada mejor que tumbarse a descansar en un día frío, poner una película, hacer unas palomitas y arroparse. Las mantas de Grazalema, una localidad situada en Andalucía, produce, desde hace más de cien años, el mejor amigo para estos días.

Conocidas como las mantas de Grazalema, están hechas a base de lana de la conocida oveja merina y sirven para todo. Desde la empresa, tienen cuidado en cubrir todos los ámbitos en los que este producto puede ser necesario, incluyendo cunas o camas.

Del mismo modo, su producción ya no se limita solo a crear mantas. Sus conocimientos acerca de la piel de oveja se ha hecho un hueco en el mundo de la moda y, si eres amante de los ponchos y algo friolero, entonces aquí tienes la solución. Al igual que si necesitas un gorro o una bufanda.

Grazalema y su historia

Grazalema lleva años dando nombre, no solo a una localidad, si no también a una serie de productos elaborados con lana de oveja merina de primera calidad. En el pasado, fue el Marqués de Ensenada quien reconoció su labor y la alagó. Sin embargo, el paso del tiempo dio lugar al algodón y al acrílico. Productos, quizás, algo más asequibles para los bolsillos. Algo que, por supuesto, no se refleja en la calidad del producto.

Las abundantes lluvias y los pastos verdes hacen de Grazalema no solo un lugar digno de admirar. También lo convierten en el lugar ideal para alimentar a ciertos animales. En este caso, a las ovejas. El cuidado y cariño que se les da, año tras año, forma parte de un proceso laborioso que cuenta con el trabajo de un buen número de personas. Un trabajo que cuenta con un gran control de calidad a cargo del personal más cualificado de la empresa.

Otros secretos de Grazalema

Grazalema está emplazado en una sierra que lleva su mismo nombre y hace de este sitio un lugar especial y rodeado de belleza. Por ejemplo, con la Puerto de las Palomas. Un lugar situado a más de mil metros de altitud y cuyo objetivo principal es separar la sierra de Grazalema de Zahara.

Si te gusta el senderismo, entonces no puedes perder la posibilidad de dedicar al menos una mañana a disfrutar de las vistas desde el Puerto de las Palomas. En cambio, si eres más de un turismo rural enfocado a conocer el pueblo y a sus gentes, Grazalema ofrece un catálogo amplio de actividades entre las que se incluye un mirador, el de los Asomaderos. Se encuentra cerca de la oficina de turismo y os recomendamos llevar cámara en mano para retratar algo tan impresionante.

Asimismo, su plaza, conocida como la Plaza de España, es hogar de uno de sus edificios más representativos. Y no hablamos del Ayuntamiento. La Iglesia de la Aurora, parcialmente destruida durante la Guerra Civil, dota a la población de toques históricos. Unos toques que quedarán grabados en tu retina si te acercas un fin de semana.

Desde revistaiberica.com esperamos que el artículo haya sido de vuestro interés y os animamos a dejar vuestras opiniones en los comentarios de nuestra página web.

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.