informaciondeturismo
 Mariam Gomez Zamanillo

Valle del Jerte… el valle rojo

Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página

Cuando viajas al Valle del Jerte, llevas en tu retina un paisaje casi conocido o como menos oído por todos: la floración de los cerezos,  cuando todo el valle se cubre de blanco, haciendo que por un momento parezca que una inmensa nevada de flores ha caído del cielo.

Pero si viajamos un poco más adelante al valle, durante los meses de mayo, junio, julio e incluso agosto, descubriremos algo aun más mágico… un inmenso valle rojo. Una extensa zona donde el verde de los cerezos queda salpicado por el rojo de sus cerezas. Un valle que desconcierta a primera vista en un paisaje extremeño, que suponemos, lleno de dehesas, con bajos matorrales. Nunca esperamos encontrar altas montañas cubiertas de castaños, olivos, vides y claro, el rey, el cerezo.

Por la propia orografía vemos como los jerteños se han tenido que adaptar a su tierra, cultivando en terraza o bancales, que ellos lo llaman gavias. Gracias a los árabes tenemos el topónimo del río Xerit (Jerte) y por lo tanto el de la comarca. Podríamos traducirlo como “río cristalino”. Y esa es la realidad, un río cristalino y serpenteante que atraviesa y parte el valle en dos zonas la umbría y la solana. Los 11 pueblos del valle son pequeños y acogedores, Cabezuela del Valle tiene 2.200 habitantes, Rebollar solo 240. Al suroeste se encuentra la ciudad de Plasencia, que aunque no forma parte del propio Valle, es su capital y el principal centro de servicios y comunicaciones.

La joya del valle del Jerte es la cereza. Es la fuente principal de la economía del valle. El año pasado se recogieron 15.000.000 de kilos de cerezas de una calidad extraordinaria, especialmente la variedad autóctona denominada picota. Las cerezas se recolectan a mano una a una con delicadeza para no dañar las ramas del árbol, se depositan en una cesta y se clasifican por tamaño. Un día después de haber estado suspendidas en el árbol llegan al consumidor con el sello de calidad de la Denominación de Origen “Cereza del Jerte” perfectamente gestionada junto a la Agrupación de Cooperativas del Valle del Jerte, que aúna 3.500 cooperativas agrarias de los once pueblos del valle. Por madurar siguiendo el ciclo natural de los cerezos del Valle del Jerte y por no llevar ningún tipo de sustancia artificial para su conservación, estos pequeños tesoros extremeños de color rubí sólo pueden disfrutarse durante unos pocos meses al año: a partir de mayo la cereza, y de junio en el caso de las picotas.

montanas

El valle también ha generado una industria de destilados donde se producen licores y aguardientes de cereza, zarzamora, frambuesa y uno muy especial de la zona llamado Gloria (nombre muy adecuado, sabe a eso) y otra de mermeladas de gran variedad como cerezas, frambuesas, higos, zarzamora y frutos rojos.

Vamos a recorrer el valle rojo. Para los amantes de la naturaleza y del senderismo, el valle del Jerte es un lugar de privilegio, encontraremos todo tipo de recorridos entre los 300 y los 2.308 metros, su máxima altitud.

A través de carreteras serpenteantes salpicadas de cerezos llegaremos a espesos bosques de castaños y de robles, arroyos que dan de beber al Jerte , saltos de agua y paisajes como la Reserva Natural Garganta de los Infiernos, donde podemos encontrar una zona casi mágica, Los Pilones, allí la fuerza de la corriente al descender ha realizado una serie caprichosa de piscinas naturales en sus bloques de granito en las que podemos bañarnos en aguas transparentes. En el fondo atronador de las sucesivas cascadas convive una fauna variada como el águila real, gavilanes, nutria, arrendajos, truchas y una extraña especie, medio acuática medio terrestre, llamada desmán ibérico o topo de rio. Se pueden realizar excursiones, o pasear entre una flora de castaños, acebos, cerezos, incluso el mágico tejo.

Todas estas actividades las podemos combinar con los alojamientos en hoteles, casas rurales y restaurantes donde hasta el día 5 de julio se realizan las IV Jornadas Gastronómicas de la Cereza Picota del Valle del Jerte con menús entre 28 y 35 €, comida regada con los excelentes vinos de la zona.

Como llegar:
N-110 Madrid. Recorre la totalidad del Valle del Jerte y permite contemplar la impresionante vista del Valle desde el Puerto de Tornavacas. Por la Carretera Nacional VI (salida Villacastín).-Avila-Barco de Avila-Puerto de Tornavacas-Valle del Jerte-Plasencia.

Por la Autovía E-5. Eje más rápido de comunicación con Madrid. Talavera de la Reina-Navalmoral de la Mata-Enlace con la C-511 hasta Plasencia.

Yantar y pernoctar:
Bodega la Sotoriza (En Jerte). Casa con gran tradición, abierta desde 1968, en la que Carmen Estar, una cocinera propietaria y fundadora, que goza de una gran reputación en nuestra región, donde mantiene en todo momento, la calidad de sus platos a lo largo de los años, y con su Hijo Agustín Moreno, gran conocedor de las mejores bodegas, en la que dispone de una bodega con mas de 500 referencias de los mejores vinos de Extremadura y España, gran conocedor de los platos típicos de la comarca y región, en la que tiene tradición en cantar la carta como en la antigua usanza. Y unos de los mayores logros, son los postres, en la que Encinar Fernández, se encarga de elaborar en su totalidad los mas deliciosos postres, guardando la tradición con lo mas innovador. Tel.: (+34) 927 47 00 52. 656 365 988

Casa Rural y Restaurante Garza Real (En Valdastillas) En el Restaurante de la Casa Rural Garza Real podrán degustar de una cocina de mercado y tradicional, la cual posee un estilo muy personal; los platos modernos se entremezclan con los tradicionales, haciendo las delicias de todos aquellos que vengan a visitarnos. Entre sus platos típicos se pueden degustar; las migas, calderetas, sopas canas, etc….así como ensaladas tibias de trigueros , gambas, piñones y vinagre de módena. También les recomendamos los pimientos rellenos de morcilla, carrilleras estofadas al aroma de vainilla, solomillos son charney de cerezas..ect y un sinfín de postres para endulzar los paladares más exigentes. Todo ello regado con buenos caldos de la tierra. Tel.: (+34) 626 98 27 84

Apartamentos Prado del Abuelo (En Cabezuela del Valle) Nuestras instalaciones constan de 15 apartamentos ubicados todos ellos en un edificio de nueva construcción. Toman su nombre de poemas del autor José Maria Gabriel y Galán a través del cual podremos descubrir algo más del “Castuo”, dialecto autóctono del norte de Extremadura y con quien disfrutaremos de joyas de la literatura nacional de la talla de “ El Embargo “, “ Los dos soles “, “ Los Postres de la Merienda “ o el popular “ Cristu Benditu ”…. Cada uno de ellos tiene una capacidad para 2-4 personas. Constan de un dormitorio (1-2 camas), un salón (con un confortable sofá cama) – cocina (completamente equipada) – comedor, y cuarto de baño con columna de Hidromasaje. Las instalaciones cuentan con calefacción, aire acondicionado, ascensor y parking privado. Todos están totalmente adaptados para cumplir la norma de accesibilidad de minusválidos. Tel.: (+34) 927 472 610 – 678 646 469

Hospedería La Serrana (En Piornal) Un hotel con encanto, a caballo entre las comarcas de la Vera y el Valle del Jerte. Situado a las afueras de Piornal, pueblo serrano más alto de Extremadura, donde podrá disfrutar de todas las comodidades en un entorno de paz y tranquilidad donde podrá disfrutar de su tiempo libre. Tel.: (+34) 927 47 60 34

Qué visitar
Reserva Natural Garganta de Los Infiernos
Espacio Morán de Arte contemporáneo
Cascada del Caozo
Museo de la cereza
Parque Aventura
Balneario Valle del Jerte

 

 

 

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Turismo Rural en Sierra Nevada

casas-rurales-venta-de-los-herradores

Vacaciones en la Costa Brava

cala-montjoi_publicidad

Turismo Rural y Aventura en Asturias

Hotel & Spa Villa de Mestas