informaciondeturismo
 Manuel Linares

Arquitectura Rural: los Cortines de Tineo.

Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página

En la parte occidental de Asturias; en la Galicia lucense y en algunas zonas Fronterizas con León o más al sur, hacia Zamora, existen unas construcciones de piedra, con gran vinculación arquitectónica hacia las construcciones castreñas de los celtas, son reductos para los “truebanos” (primitivas colmenas).

Cortines de TineoCortines de Tineo, murallas de piedra con una pequeña oquedad y mas reciente con una gruesa puerta de madera, por lo general en castaño, de anchos muros de piedra “ferreal” o de granito rematados en la parte superior por unas grandes losas del mismo material o de pizarra, aparecen en las laderas de las montanas en donde abundan brezos, toxos, arandanos, madroños y otros tipos de flores y bayas.

En los montes del occidente, con poco arbolado y cubiertos de matorral, es frecuente encontrarse con pedreros, debido a la perdida de capa vegetal y de la erosión producida por los vientos y las tormentas, aquí se obtiene parte del material usado para todo tipo de muros, con los que se separan las propiedades, o para la construcción de los cortines circulares, en raras ocasiones cuadrados, al igual que eran las viviendas de los castros.

Los parajes en donde se encuentran los cortines suelen ser de un gran atractivo, mas bien agreste, con colores llamativos en donde imperan los amarillos del “toxo” o los violetas del brezo, sobre todo en las últimas fechas del verano, durante el resto del año suelen destacar los verdes, de las hojas perennes y los pardos del matorral seco, en estos entornos siempre pasan unos regueros de aguas cristalinas, a los que se acercan a beber los jabalíes, los corzos, los ciervos, lobos, zorros y un sin fin más de mamíferos de la fauna autóctona, entre los que cabe destacar el oso pardo, (motivo por el cual nacieron los “cortines”), que prácticamente se habían extinguido y que ahora vuelven a dejar su tarjeta de visita, de tarde en tarde, en estas construcciones; también en estos regueros podemos encontrar algún “banzao” que alimenta o alimentaba el rodezno de algún molino. Los brezos son los que imperan y los que dan nombre a la miel, de color y sabor ácidos y fuertes; miel brezo.

Asturias TineoEntorno a los Cortines de Tineo (Asturias)
Tineo dispone de un bosque propio por el que puede pasear a través de diversos senderos llegando a un arroyo en el cual, a una prudencial distancia y en las horas del amanecer o del atardecer, pueden contemplar animales salvajes en su bebedero habitual. Caminando pueden acercarse a visitar el monasterio de Barcena y el de Obona, ambos joyas del románico en el Camino de Santiago del Interior.

Una de las ofertas mas atractivas y originales de esta comarca radica en el Bateo de Oro, tanto en el río de Navelgas como en el de Barcena, para ello se cuenta con la Asociación de Bateadores de Oro Barciaecus de Navelgas. Pueden practicar el senderismo a niveles básicos o de larga distancia, entre estos se puede hacer la ascensión al “Mulleiroso” 1.235 m. Se les ofrecen visitas guiadas al Museo del Bosque en Muñalén, en donde encontrarán una recreación de lo que el bosque aportó a nuestra sociedad. En éste museo se ofrecen también rutas a caballo entre Semana Santa y septiembre.

Se puede visitar el Museo Vaqueiro de Naraval y hacer una ruta de las brañas, lugares en donde habitan los “vaqueiros”, conociendo así su historia y leyenda. El municipio de Tineo posee un gran número de brañas y los vaqueiros de este municipio, junto a los de Valdés, formaron el grupo más reivindicativo por la integración de éste pueblo en la sociedad de la época, por la que eran rechazados rodeándolos de negativas leyendas.

Podrán hacer la ruta de los “Molinos de Agua y Maquila” y en la localidad de Rellanos podrán contemplar en plena actividad uno de estos importante ingenios. Se puede visitar, en la capital del Concejo, la parte medieval – restos de torre y murallas – así como importantes casonas y palacios, en la misma Villa de Tineo no deben perderse la Iglesia – fortaleza y un interesante Museo de Arte Sacro.

Los amantes de los árboles tienen una importante ruta de milenarios ejemplares como son el “Roble de Valentín” próximo a Gera o la “Fayona de Eiros”, en el pueblo del mismo nombre entre Tineo y Allande.

Asturias Cortines de TineoTuña, con la Casa de Riego, el dolmen de Merillés, la iglesia de Calleras o el Palacio de Sorriba, casa natal de Campomanes. Son visitas obligadas. Además en Tuña para los amantes de los deportes de aventura se ofrecen rutas de montaña en quads de 1 o 2 plazas.

Los amantes de la pesca de trucha o salmón se encontrarán aquí un paraíso. Para pesca de trucha tienen, al píe del hotel, el río Barcena, en la proximidades, el Yerbo, el Navelgas y el Naraval. Entre media hora y una hora pueden acceder a los ríos salmoneros, Narcea, Esva, Navia o Eo. Los cazadores disponen de abundantes piezas de jabalí, corzo, venado, perdiz y arcea.

Visitar, en el nacimiento del río Barcena, el poblado del Concellín o en el nacimiento del río Navelgas los de La Leirosa, Cerezal, Paradiella, Llaneces, Teixidal, o La Peral, es encontrarse con la Asturias rural más primitiva del occidente; con una Asturias profunda que aún conserva la esencia de sus raices en su arquitectura popular.

Al bosque de Muniellos, (reserva de la biosfera) en Cangas del Narcea, 60 kilómetros así como de otros múltiples destinos de distancias asequibles.

El Concejo de Tineo goza de reconocida fama por su gastronomía entre cuyos platos cabe destacar; el “potaje de berzas” el “ Chosco con cachelos” el “ Butietso” y otros muchos y buenos manjares de origen monástico.

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Turismo Rural en Sierra Nevada

casas-rurales-venta-de-los-herradores

Vacaciones en la Costa Brava

cala-montjoi_publicidad

Turismo Rural y Aventura en Asturias

Hotel & Spa Villa de Mestas