informaciondeturismo
 Luis Medina

Playa de las Catedrales. Caprichoso rincón del Cantábrico.

Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página

Un paraje inolvidable, unto a la ría del Eo, en las proximidades de la localidad de Ribadeo, las verdes laderas gallegas se transforman en abruptos acantilados al asomarse al mar Cantábrico.

Playa de las CatedralesEstos desafiantes desniveles del terreno configuran espectaculares paisajes de costa, que, concretamente, en la playa de las Catedrales, adquiere especial notoriedad.

No resultan exageradas las distinciones: “la playa más bella de España” o “verdadero prodigio de la naturaleza”. La playa de Las Catedrales, o As Catedrais, que es como se conoce a la Playa de Aguas Santas, según los lugareños, se encuentra dentro del término municipal de Ribadeo en la costa de la provincia de Lucense, a unos seis kilómetros de distancia de Ribadeo, en dirección oeste. Obviamente es así conocida por la caprichosa forma en que el mar y el viento esculpieron la piedra haciendo que algunas de sus paredes parezcan arcos de iglesias. Está declarada Monumento Natural por la Consejería de Medio Ambiente de la Xunta de Galicia.

Playa de las Catedrales

Formalmente, la geofísica justifica que las caprichosas formaciones que se contemplan fueron originadas por la fuerza conjunta de la tierra y el mar. Tras el paso de los años, la erosión de las rocas calizas fue modulando en la piedra estas llamativas construcciones. La franja arenosa que forma la playa no es más que el posterior sedimento marino que se ha ido acumulando bajo el acantilado. Durante la marea alta la playa es relativamente pequeña, de fina arena y adecuada para el baño, pero no se aprecian los acantilados, ni tampoco desde la parte superior de los mismos.

En este caso, estas llamativas formas de la naturaleza sólo pueden ser contempladas desde el mar o aprovechando las horas de marea baja, momento en el que el mar deja al descubierto una pequeña parcela de fina arena que permite el paso a pie y su observación. La playa se encuentra a unos veinte metros por debajo del acantilado, y sólo desde el nivel del agua es posible disfrutar de estas caprichosas formas labradas por el mar.

Las grades moles rocosas aparentan un laberinto de callejones, arcos, columnas y oquedades que recuerdan otras fastuosas construcciones proyectadas por el hombre, como son las catedrales.

La bajamar deja al descubierto un último trecho en el que un impresionante arco de colosales proporciones se deja observar tras haber atravesando un paseo entre columnas naturales que se levantan en medio de la arena y se acaban apoyando en el acantilado.

foto03Para visitar la playa de las Catedrales se ha instalado una pasarela de madera que le permite divisar los puntos más interesantes de la costa. La visita también sorprende, además de por las formas, por el color, la variada vegetación y la fauna. Las estrías provocadas por la erosión son aprovechadas por todo tipo de moluscos para instalarse. Las cavidades en las rocas son el escondite ideal para todo tipo de crustáceos, que conviven con mejillón y el percebe.

Rutas y espacios naturales
Nacimiento del río Miño. Aunque estrictamente el Miño nace de distintas fuentes provenientes de la Sierra de Mieira, popularmente se sitúa en el bello entorno de la laguna de Fuentemiñana, entre Meira y Pastoriza, donde las aguas surgen a borbotones. Fuentemiñana se encuentra junto a la carrtera de Paraxes a Pastoriza, a un kilómetro del cruce con la N – 640 (Lugo – Vegadeo)

Ría del Eo. Situada en el extremo noroccidental asturiano, colindando con Galicia, la Ría del Eo es uno de los estuarios mejor conservados de la región, cuyo principal interés reside en dos aspectos fundamentales, la avifauna y la vegetación. Es considerada como la principal área asturiana de invernada y reposo migratorio de las poblaciones europeas de aves acuáticas y cuenta con comunidades vegetales exclusivas de estos paisajes costeros. Se encuentra en el extremo noroccidental de Asturias. La zona gallega de la ría forma parte del Ayuntamiento de Ribadeo, mientras que la asturiana, única afectada por la Reserva Natural, se reparte entre los concejos de Castropol y Vegadeo. Se accede a través de la carretera N-634 pasando por Castropol y Vegadeo.

Ruta de la Marina Lucense. Viveiro – Foz – Ribadeo. El itinerario discurre por la línea costera, adentrándose en ocasiones hacia el interior. Desde el casco antiguo de Viveiro la ruta se aproxima a Burela, uno de los puertos más atractivos del cantábrico. Tras visitar las concurridas playa de Foz y el núcleo de Ribadeo, hacia el interior se cambia el rumbo en busca de los grandes monumentos de Lourenzá, Mondoñedo y Sargadelos.

Arcoiris. Playa de las CatedralesRibadeo
“Porta Aberta” como le atribuye su eslogan, es la villa histórica de la provincia de Lugo por donde se inician rutas, estilos y costumbres que tanto ahora como antaño han ido conformando tanto el sentir como el ser gallegos.

A través de a Ponte dos Santos, con espléndidas vistas hacia la ría de Ribadeo, se produce el hermanamiento entre Asturias y Galicia.

Ribadeo es también la entrada de la Ruta de la Costa del Camino de Santiago que, desde la ermita de Santa Cruz, en Obe (lugar de celebración de la conocida Xira, el primer domingo de Agosto) se bifurca en dos ramales, uno hacia el Norte y otro hacia el interior.

Las playas de As Catedrais, Os Bloques, Os Castros y O Cargadeiro; el monumento al Gaitero en Santa Cruz; el Faro de la Isla Pancha; el aeródromo; la cetárea y puerto de Rinlo; el puerto comercial y el de Porcillán desde donde parte una embarcación que nos permite recorrer la ría contemplando los botes de vela latina o las villas asturianas de Castropol y Figueras, son otros de los múltiples atractivos de este municipio que al igual que sus vestigios históricos como la Diadema de Ribadeo o el Carnero Alado, el Fuerte de San Damián (1624), las iglesias de Santa María del Campo (antigua catedral, siglo XII), San Roque, Virgen del Camino, San Lázaro, el Convento de Santa Clara (con sus famosos dulces y pastas), la Torre de los Moreno o el Palacio de Ibáñez, Marqués de Sargadelos, y actualmente sede del Ayuntamiento, nos evocan la trascendencia histórica de este enclave.

2Comentarios

2 Respuestas a Playa de las Catedrales. Caprichoso rincón del Cantábrico.

  1. Javier Sánchez López 13 febrero, 2014 a 11:47 pm

    Toda esa costa es muy bonita, pero la Playa de las Catedrales deja a todo el mundo con la boca abierta, es alucinante. Es una visita obligada para todo aquel que visite el noroeste de España. Os garantizo que no os arrepentiréis.
    Por si queréis más información sobre ella os dejo la dirección de un post de mi blog que habla del lugar.

    http://correndoabulixa.blogspot.com.es/2014/01/playa-de-las-catedrales.html

    Responder
  2. Pablo 24 junio, 2014 a 5:45 pm

    Gran artículo!!! Si queréis más info y nuevas noticias de la playa, podéis visitar la página, a día de hoy más actualizada, http://playa-catedrales.com

    Además, me ha gustado también la mención, tanto a la ría como a los concejos cercanos.

    Saludos!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Turismo Rural en Sierra Nevada

casas-rurales-venta-de-los-herradores

Vacaciones en la Costa Brava

cala-montjoi_publicidad

Turismo Rural y Aventura en Asturias

Hotel & Spa Villa de Mestas