informaciondeturismo
 Redacción

Museo Reina Sofía, en Madrid

Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página

El Museo Reina Sofía abre sus puertas en 1990 con la intención de reflejar la contemporaneidad artística española en relación con el contexto internacional. Sus fondos de componen de más de 20.000 obras realizadas entre finales del siglo XIX y la actualidad. De ellas se exhibe aproximadamente un cinco por ciento de artistas de la talla de Pablo Picasso, Joan Miró, Salvador Dalí, Juan Gris, Robert Delaunay, Georges Braque, Yves Klein, Robert Motherwell, Francis Bacon, Richard Serra, Alexander Calder, René Magritte, Gerhard Richter, Antoni Muntadas, Michelangelo Pistoletto, Sol LeWitt o Marcel Broodthaers. La pieza central es Guernica (1937), de Pablo Picasso.

El recorrido de la Colección no es lineal ni estrictamente cronológico ya que se presentan micronarraciones entrecruzadas, cosmologías que ayuden a entender y a relacionar unas obras con o tras. La intención es ofrecer una visión abierta y múltiple del arte de nuestra época, haciendo hincapié en la transversalidad de los discursos y en el papel del espectador como artífice de los mismos.

El Reina Sofía se constituye como espacio de debate e investigación a través de seminarios y programas universitarios nacidos de la interrelación, no mediada ni jerarquizada, entre la educación y el resto de las actividades del Museo: exposiciones, colección y actividades .

En estos momentos se está implantando una nueva forma de trabajar, entendiendo que en un museo no son tan importantes los objetos como los relatos que esos objetos son capaces de generar. Por ello se han incrementado los esfuerzos para trabajar en red con numerosas instituciones de dentro y fuera de España, lo que lleva a coordinar y compartir públicos. También supone apostar por ocupar un papel protagonista en una red de intercambio de información, coproducción de actividades, fomento de la investigación conjunta y de la edición simultánea de publicaciones, lo que ofrece al mismo tiempo, la posibilidad de crear un gran archivo en red.

Exposición permanente
Colección 1. La irrupción del siglo XX: utopías y conflictos (1900-1945)
La colección del Museo Reina Sofía comienza a finales del siglo XIX, planteando los conflictos entre una modernidad dominante entendida como progreso y sus múltiples descontentos, siendo una ideología en impugnación constante tanto en los frentes social y político, como cultural y artístico. La vanguardia, en su reinvención del sujeto, del público y del medio artístico, se convierte en síntoma del nuevo siglo XX. Mientras que el Cubismo define la moderna mirada, temporal y múltiple, el Dadaísmo y el Surrealismo liberan al sujeto de la represión moral y social, dando vía libre al deseo y al subconsciente social e individual.

Como respuesta a la naturaleza revolucionaria de las vanguardias, en los años veinte y treinta se producen diversos retornos que suponen una relectura compleja de los géneros tradicionales. En los años treinta, la vanguardia integra experimentación y construcción, individuo y colectividad, constituyéndose en una forma poética de reescribir el presente. Ante la amenaza de los fascismos, y su versión dogmática de la historia, se produce la vinculación entre vanguardia y política, culminada en el Pabellón de la República de 1937 y el Guernica, de Pablo Picasso.

Colección 2. ¿La guerra ha terminado? Arte en un mundo dividido (1945-1968)
En esta cuarta planta, la Colección recorre las transformaciones artísticas en la posguerra mientras empieza a conformarse una geopolítica internacional tensionada entre dos mundos y sistemas antagónicos, Estados Unidos y la Unión Soviética. Tras el revés que supusieron para las ambiciones utópicas de las vanguardias el Holocausto y la II Guerra Mundial, de la cual la Guerra Civil española fue un ensayo general, la modernidad se aísla en su autonomía para explicar el mundo. Frente a este repliegue en la abstracción gestual y expresiva, la sociedad de consumo cobra forma y una serie de cambios políticos avanzan el escenario polarizado entre el mundo individualista occidental y el colectivo soviético, dos polos enfrentados y complementarios a la vez. El arte, pese a su apariencia de aislamiento, se inserta en este complejo entramado discursivo, donde la batalla por la hegemonía ideológica se libra en la primacía cultural.

Colección 3. De la revuelta a la posmodernidad (1962-1982)
En el periodo de los sesenta a los ochenta, que abordan las nuevas salas de la Colección, tienen lugar los cambios políticos, sociales, culturales y tecnológicos que configuran el escenario global contemporáneo: la descolonización, las revueltas del 68, los movimientos feministas, la crisis económica, la expansión de la cultura popular y la eclosión de otras modernidades periféricas. Este es también el momento en que el sistema del arte ve desbordado su campo específico para entrar directamente en la arena de todos esos procesos, aun a riesgo de perder la especificidad de sus medios convencionales –pintura o escultura– e incluso su misión estética. Bajo el signo de la muerte del autor, el artista repudia la paternidad de la obra que produce, proclamando su apertura a lecturas y experiencias diversas. También se afirma su naturaleza procesual, colectiva, performativa y contingente. Sin embargo, paradójicamente se retrasa indefinidamente la “muerte del arte” como lugar de reflexión y de enunciación, aunque también, como se verá en los años 80, como fetiche, mercancía y espectáculo.

El recorrido, dividido en las dos plantas del Edificio Nouvel, parte de la Batalla de Argel y de la Revolución Cubana, y se adentra en el campo en continua expansión de unas prácticas que ya no siguen una dirección única, sino que vienen enunciadas desde posiciones no solo marcadamente diferentes, como el Tropicalismo, sino también directamente antagónicas, como es el caso del arte feminista. En la segunda parte del recorrido, nos encontramos prácticas artísticas que se pliegan sobre sí mismas y sus lenguajes frente a otras que optan por protestar e intervenir frente a un contexto represivo como eran las dictaduras latinoamericanas y la española.

Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía
Edificio Sabatini
c/ Santa Isabel, 52
28012 Madrid

Edificio Nouvel (ampliación)
Ronda de Atocha (esquina plaza del Emperador Carlos V)
28012 Madrid

Tel. (+34) 91 774 10 00
Más información: www.museoreinasofia.es

 

 

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Turismo Rural en Sierra Nevada

casas-rurales-venta-de-los-herradores

Vacaciones en la Costa Brava

cala-montjoi_publicidad

Turismo Rural y Aventura en Asturias

Hotel & Spa Villa de Mestas