Redacción

Ericeira

Decrease Font Size Increase Font Size Text Size Print This Page

De una pequeña localidad eminentemente pesquera, Ericeira, ha pasado a ser en los últimos años, lugar de veraneo para muchos turistas que no han dejado pasar inadvertida sus fantásticas playas y sus no menos excelentes vistas. A pesar de ello, su casco urbano y parte de sus playas siguen manteniendo esa raíz marinera que se deja sentir “escarbando” un poco en sus calles o entre la arena. Y es que, resultaría extraño pensar que este lugar tranquilo y acogedor hubiera pasado sin pena ni gloria por la mirada de cientos de intereses creados y por otros ojos, más aventureros, que quisieron mostrar la belleza de estos lugares y contribuir a su conservación.

Seis son las principales características que definen a Ericeira. Los rayos de sol que se derraman hacia el frío Atlántico; las aguas saladas del mar; los animales que viven bajos sus aguas; los sabios y trabajadores pescadores, las fuentes y las ermitas. Y hace algunos años, nuevos “satélites” surcan estas aguas. Son los surfistas, que han encontrado en este lugar un verdadero paraíso.

Aquí también encontró Manuel II “el afortunado”, el puerto más cercano para huir de la muchedumbre republicana. Era el 5 de octubre de 1910, seguramente, el día más triste de su vida. La última mirada en tierras de Portugal la tuvo para Ericeira. Seguro que fue despedido por algún que otro pescador. Y vería, ante la ausencia de calado en esta costa, cómo algunos de ellos, con sus propios brazos arrastraban las barcas para vararlas en la arena. Hoy día, se ayudan de tractores. Posiblemente, este triste rey, miraría, si tuvo tiempo, debido a la premura de su partida, de echar una mirada a la iglesia de San Pedro, a la Capilla de San Antonio o a la Ermita de San Sebastián, encomendando su vida a Dios. O tal vez, miró con recelo al Pelourinho, el rollo y picota jurisdiccional, donde se ajusticiaba a los reos. Rumbo a Gibraltar divisaría la bravura del Atlántico y la belleza de estas costas. Se despediría de las bellas playas de Ericeira y derramaría en este pedazo de mar, que fue suyo, alguna que otra amarga lágrima. Tristes historias que se mezclan con el colorido del mar, las blanquísimas fachadas, rematadas con intensos colores y otras más chillonas que anuncian al navegante la llegada a Ericeira.

Datos prácticos
Ericeira se encuentra a 50 kilometros de Lisboa.
Cuenta con alojamientos para todo tipo de gustos y precios.
Lo mejor, es acercarse a la oficina de turismo, que abre todo el año.
De su gastronomía: la langosta negra, los mariscos y la caldeirada de pescado, son las principales especialidades.

 

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

¿Te gustaría aparecer en revistaiberica.com?

En mejor SURF en la costa de Galicia

Ven a dusfrutar del Surf en Galicia. Una experiencia única e inolvidable.

Camino de Santiago - Grandes Recorridos

Toda la información del Camino de Santiago