informaciondeturismo
 Mariam Benitez Espinosa

Chinchón, destino gastronómico y monumental

Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página

Chinchón se encuentra en la cuenca del Tajuña. Es un pueblo peculiar, lleno de historia atesorada, que se encuentra emplazado dentro de la Comunidad de Madrid, a tan solo 45 kilómetros de la capital, destino habitual de los madrileños los fines de semana, que acuden a degustar sus platos y su vino.

Plaza de ChinchónDe Chinchón, pleno de historia, los restos más antiguos encontrados en su entorno corresponden al Neolítico, y también conserva restos de un poblado celtíbero al que siguieron los romanos, después los visigodos y, antes de la reconquista definitiva por los cristianos, los musulmanes. En su sistema de comunicaciones se ve reflejada la antigua presencia romana, así como la musulmana se advierte en el sistema de regadíos del Tajuña.

Más tarde, al ser reconquistada la comarca por Fernando I el Magno en 1060, y definitivamente en 1082 por Alfonso VI de Castilla, el pueblo de Chinchón queda vinculado al Concejo de Segovia y fuera del dominio musulmán. En 1480 los Reyes Católicos conceden el Señorío de Chinchón a los Marqueses de Moya, y en 1520 Carlos I de España y V de Alemania concede el título de Conde de Chinchón al segundo hijo de los Marqueses como premio por la defensa del Alcázar de Segovia ante el ataque de los comuneros. En 1739 Felipe V le otorga el título de “Muy Noble y Muy Leal” gracias a la lealtad que mantuvo hacia la casa de Borbón en la Guerra de Sucesión. En la Guerra de la Independencia sufrió una fuerte represión por parte de las tropas francesas, que asolaron la población, ajusticiando a muchos de sus moradores, de quienes sobrevivió entre otros Francisco de Goya que por aquel tiempo era vecino de esta localidad. Finalmente, en el año 1916, Alfonso XIII le otorga el título de Ciudad, y en 1974 fue declarada Conjunto Histórico Artístico.

Fotografía de Chinchon

En su cultura alimenticia son famosos sobre todo su anís, pan, aceite, ajo, queso, y vino, y cultiva una variada y sabrosa gastronomía típicamente castellana entre la que destacan la sopa de ajo y los repápalos. Chinchón cuenta con establecimientos entre los restaurantes de Madrid mejor valorados. Asimismo, también es reputada por su artesana tradición alfarera, de forja, de mimbre y de esparto.

Chinchón en fiestas
En cuanto a sus fiestas, son destacables la del 5 de enero con la Cabalgata de Reyes que recorre las calles culminando su periplo en la Plaza Mayor. El 17 del mismo mes, fecha en que se celebra la festividad de San Antón, se organiza la bendición de los animales con una procesión por las calles portando la imagen del santo y repartiendo limonada.

De merecido renombre son también los carnavales durante los cuales Chinchón regresa a la Edad Media con su Mercado Medieval. Aplaudida es asimismo la Semana Santa de Chinchón en la que destaca la representación viviente de la Pasión de Cristo con los propios habitantes como actores, declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional en 1980, que se celebra al anochecer del Sábado Santo, y que recoge la tradición de los autos sacramentales que se representaban en el XVII. En abril vienen las fiestas del anís y del vino, mientras en mayo celebran al santo patrón de la capital, San Isidro. Y en junio festejan la Celebración de la Eucaristía donde los más pequeños recorren las calles repartiendo flores y sonrisas.

No menos importante, el 25 de julio, la festividad de Santiago Apóstol, en la que una novillada abre paso a la temporada taurina. En agosto, del 12 al 18, llegan las fiestas patronales de Nuestra Señora de Gracia y San Roque con corridas de toros, verbenas, actuaciones, competiciones deportivas, exposiciones, bailes y actos religiosos. En septiembre, las festividades de Nuestra Señora de la Misericordia y Nuestra Señora del Rosario. Un mes después, en octubre se celebra, desde 1923, un festival benéfico taurino. Y, por último, una semana después vienen las fiestas del ajo.

Recorrido monumental
La visita de esta población se puede realizar de muy diversas maneras, pues es un pueblo pintoresco en sí mismo y que posee una gran variedad de edificios, monumentos y plazas dignos de conocer. Una de ellas es comenzar por el Convento de las Madres Clarisas, de estilo barroco español, que fue fundado en el XVII por el quinto conde de Chinchón, aunque se empezó a construir en el XVI. Acercándonos hacia el centro, encontramos la Ermita de San Roque, patrón de Chinchón, también de estilo barroco español.

Continuando hacia la Plaza Mayor, llegamos al Convento de San Agustín, que quedó constituido en el siglo XVII, y cuya parte habitada antaño por los Agustinos Calzados es ahora el Parador Nacional de Turismo de Chinchón. La Ermita de Nuestra Señora del Rosario, de estilo barroco, era la Iglesia del antiguo Convento.

Llegados ya a la Plaza mayor, de gran interés y de arquitectura popular, con diferencia una de las más bellas de la comunidad, se puede observar que es típica de la Edad Media. Los edificios, cuyas primeras casas con soportales y balcones de madera se empezaron a construir en el siglo XV y se finalizaron en el XVII cerrando la plaza, tienen forma irregular y son de tres plantas. La plaza hace las veces de teatro y plaza de toros, y los espectáculos se ven desde las balconadas.

Subiendo por una estrecha calle empedrada, se accede a la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, de estilo gótico, que comenzó a edificarse en el XV y se terminó en el XVI. En 1808 las tropas de Napoleón la incendiaron y no se reconstruyó hasta 20 años más tarde. En ella se aprecian los distintos estilos arquitectónicos que la han afectado a lo largo de los siglos: gótico, plateresco, renacentista y barroco.

Alcanzamos la Torre del Reloj, que formaba parte de la antigua Iglesia de Nuestra Señora de Gracia, construida en el siglo XV, que fue restaurada años después de que los franceses destruyeran la iglesia.

Para culminar en el Castillo de los Condes de Chinchón, de estilo renacentista, que debió construirse en el siglo XV, y fue arrasado en el XVI por el ataque de los comuneros. Años después lo reconstruyó el III Conde de Chinchón, y fue conservado hasta el XVIII, en que las tropas imperiales del Marqués de la Mina, lo destruyeron durante la guerra de Sucesión. Su último uso, hasta el siglo XX, fue como destilería de licores.

Ruta por los alrededores y espacios naturales
Entre los espacios naturales más recomendables para visitar por los alrededores de Chichón se encuentra la Laguna de San Juan, enclavada en la vega del Tajuña y refugio de aves acuáticas y declarado Refugio de Fauna por su importancia biológica. Con un poco más de tiempo, se puede recorrer la ruta entre el río Tajo y el Henares, cuyo recorrido comprende poblaciones, de espectaculares centros históricos y magníficos paisajes, tan hermosas como Alcalá de Henares, Nuevo Baztán, Villar del Olmo, Tielmes, Valdelaguna, la propia Chinchón y Aranjuez.

Artesanía de ChinchónCuriosidades
Existe una versión que cuenta que la quinina fue traída a España por la condesa de Chinchón, esposa del cuarto conde de Chinchón, Luis Jerónimo, que fue virrey del Perú. Encontrándose allí enfermó de paludismo, o malaria, y los indígenas le dieron un brebaje a base de algo que llamaban cascarilla que la curó. Así, la virreina trajo la quinina –al parecer así llamada por deformación italianizada del término chinchona- al continente y contribuyó a su difusión por Europa.

Las gentes de Chinchón, aunque habitantes de un pueblo, carecen del provincianismo típico de las pequeñas poblaciones debido a su cercanía a la gran ciudad y a la cantidad de visitantes que acogen sus muros. Abiertos con el viajero, orgullosos de su villa, y conservadores de su historia y estilo, le muestran complacidos sus tesoros con la seguridad de que volverá.

Cómo llegar:
La Ciudad de Chinchón se encuentra situada a unos 45 km. al sureste de la capital, Madrid. El término ocupa una extensión de 115,9 km² .

Vias de acceso, desde Madrid:
A-3 hasta el Puente de Arganda con desvío señalizado hacia la derecha por la carretera M-311-313, que pasa próxima a Morata de Tajuña camino de Chinchón, de trazado sinuoso en sus últimos tramos.
R-3 a la altura de Perales de Tajuña.
A-4 hasta el cruce con la carretera M-404 Navalcarnero-Chinchón, que pasa por Ciempozuelos y Titulcia, con un trazado más recto. Existen más vias de acceso a la Ciudad de Chinchón, procediendo éstas de los pueblos limítrofes.

Fotografías: Luis Medina

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Turismo Rural en Sierra Nevada

casas-rurales-venta-de-los-herradores

Vacaciones en la Costa Brava

cala-montjoi_publicidad

Turismo Rural y Aventura en Asturias

Hotel & Spa Villa de Mestas