informaciondeturismo
 Redacción

Baños Romanos de la Lusiana

Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página

En esta localidad sevillana se han encontrado distintos restos pertenecientes al Bronce Final, al Tartésico, Íberos y romanos. Así nos encontramos restos de explotaciones de uso agrícolas, dedicadas al cultivo del olivo y producción del aceite de oliva y, sobre todo, los afamados Baños Romanos de la Luisiana.

 

La Luisiana

Los Baños Romanos de la Lusiana dan fama a esta localidad situada al este de la provincia de Sevilla, que fue fundada en tiempos de Carlos III. De ahí la procedencia de su nombre, en referencia a los hijos del rey, Luis y Ana. Pero mucho antes de esta fundación a orillas del arroyo Carrión los romanos encontraron un buen emplazamiento para instalarse.

El edificio de los Baños se encuadra dentro de una serie de lugares cercanos con importantes restos arqueológicos. Entre éstos podemos destacar la presencia de una posible villa, Obulcula, a unos seis kilómetros aproximadamente, el Castillo de la Monclova, y de la Colonia Augusta Firma Astigi, actual Écija, y que fue, Conventus Iuridicus.

Por su proximidad con estos dos importantes núcleos urbanos, hace pensar que existiese una zona de baños para uso exclusivo de las clases más pudientes. Es por eso que se supone que la piscina pudo estar totalmente recubierta de mármol. En el año 1768, en tiempos de Carlos III, los Baños consiguen la titularidad real adquiriendo, por tanto, carácter público. Será en este momento cuando se descubran y se pongan en funcionamiento como Baños Públicos realizándose una serie de modificaciones y reformas para adaptar la estructura romana a su nuevo uso como aguas de propiedades medicinales. Se levantan y reparan las divisiones entre los departamentos cuidando escrupulusamente la original estructura romana.

Se seguirán utilizando hasta aproximadamente el año 1887 en que serán también depósito de aguas, hasta la época de la Guerra Civil Española que se abandonarán completamente.

La LuisianaQué ver
Además de los baños romanos, en La Luisiana se han descubierto vestigios de época visigoda. Tal es el caso del cimacio visigodo, que actualmente se expone en el Museo Arqueológico de Sevilla. Se sabe que La Luisiana fue fundada por orden del Rey Carlos III, en 1768, durante la colonización de la Sierra Morena y que sus primeros vecinos debieron ser principalmente gentes venidas de Bélgica, Holanda, Suiza, Austria e Italia. Los constantes asaltos que se producían en “Camino Real de Andalucía” provocó que las autoridades determinasen poblar esta zona del “Desierto de la Monclova”. En la calle principal del pueblo, hoy carretera nacional, se encuentra la casa de Postas, lugar en donde se hospedaba el rey. Este edificio se encuentra ornamentado con el escudo de armas del rey.

Gran parte del pueblo corresponde a la época de la fundación, y destaca entre ellos el edificio del Ayuntamiento. También destaca la iglesia de la Inmaculada Concepción, edificio barroco reformado posteriormente en el XIX. Guarda en su interior imágenes, lienzos y orfebrería de los siglos XVI, XVII y XVIII.

La LuisianaCon su fachada original, aunque muy deteriorada, destaca La Posa, antigua posada, que ya existía antes de la fundación de la localidad. Y no hay que dejar de admirar, la Casa de Postas, importante edificio con estructura y fachadas de finales del XVIII o la Fuente de los borricos, próxima a los baños romanos.

Datos prácticos
Llegar. A 69 km de Sevilla, por la carretera A-4 a media distancia entre Córdoba y Sevilla, a escasos kilómetros de Ecija

 

 

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Turismo Rural en Sierra Nevada

casas-rurales-venta-de-los-herradores

Vacaciones en la Costa Brava

cala-montjoi_publicidad

Turismo Rural y Aventura en Asturias

Hotel & Spa Villa de Mestas