informaciondeturismo
 Luis Medina

Ainsa, villa medieval del Pirineo, Huesca

Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página

Ainsa se encuentra en la antesala del Pirineo a 592 metros de altitud, entre los valles del Ara y del Cinca. Rodeada de las reservas naturales de El Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, el Valle de Bujaruelo, el Parque Natural Posets Maladeta, el Parque Natural de los Cañones y la Sierra de Guara. Ainsa se convierte en un estratégico lugar, como punto de partida para su aventura por el Pirineo.

ainsa04La villa es de origen medieval y cuenta con un casco antiguo de enorme belleza que data del siglo XII y que fue declarado Conjunto histórico Artístico en 1965.

La plaza mayor, también del siglo XII, es singular por sus grandes dimensiones y por sus numerosos porches, testimonio ambos de la gran actividad comercial que hubo en la época, acogiendo a feriantes y mercancías.

A un lado de la Plaza Mayor se encuentra la iglesia, terminada en la mitad del siglo XII y declarada Monumento Nacional Artístico en 1931. La caracterizan la sobriedad y desnudez propias del románico de la comarca del Sobrarbe. Al otro lado se ubica el Castillo, de grandes dimensiones, en estado de ruina histórica. Se conservan las murallas y algunas de sus torres y, gracias a un enorme esfuerzo y trabajo de recuperación, se esta llevando a cabo la restauración algunas torres y del foso.

El acontecimiento cultural más destacado de la villa es la representación de la Morisma que conmemora la victoria de las tropas cristianas frente a las musulmanas en los alrededores de Ainsa. La leyenda cuenta que en plena batalla contra los musulmanes, a Garcí Jiménez, capitán de las tropas Cristianas, se le apareció la Santa Cruz envuelta en llamas, encima de una carrasca, lo cual fue interpretado como una señal de que Dios no les había abandonado, consiguiendo finalmente los cristianos ganar la batalla y conservar la Plaza de Ainsa. La representación se realiza cada 2 años, siempre con grandísima expectación.

La amplísima oferta cultural y de ocio unida a su estratégica ubicación convierten Ainsa en referente obligado para montañeros, geólogos, aficionados a los deportes de aventura, esquiadores, pescadores, cazadores, amantes de la BTT, aficionados a la micología y un sin fin de actividades que nos brinda esta magnifica geografía.

ainsa03Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido
Lindando con Francia, el macizo de Monte Perdido (3355 m.) es la tercera montaña en altura de los Pirineos. A su alrededor se encuentra un grupo de cumbres que rondan los 3000 m. de altitud. Así desde el conjunto de montañas calizas de Monte Perdido, se abren varios hermosos valles, originados por la antigua acción glaciar y la erosión actual de los ríos.

Los cuatro valles que, junto con el macizo, forman este espacio protegido son: el valle de Ordesa – recorrido por el río Arazas; el Cañón de Añisclo surcado por el río Bellos, la Garganta de Escuaín por donde fluye el río Yaga y el Circo del Valle de Pineta en cuya alta rinconada nace el río Cinca.

Excursiones:
Balcón de Pineta y Lago de Marboré: saliendo del Parador de Monte Perdido, se necesitan casi 4 horas caminando pacientemente para llegar al Balcón de Pineta, para lo cual hay que superar un desnivel de casi 1400 m. Desde allí, con poco esfuerzo, se llega al lago Marboré, el nacimiento del río Cinca, uno de los cursos fluviales más importantes de Aragón.

AninsaExcursión por el Cañón de Añisclo: Recorrido en vehiculo. Partiendo desde Escalona nos adentramos en el cañón labrado a lo largo de miles de años por la acción erosiva del río Bellos. El recorrido a pie parte del Puente de San Urbez, donde hay un pequeño aparcamiento para vehículos. A partir de allí a medida que el camino va ganando altura suavemente, se va discurriendo por llanos fluviales a los que acompañan atractivas cascadas, llegando al final a las praderas llanas del hayedo de La Ripareta (1390 m.).

Excursión por el Valle de Ordesa: Pradera de Ordesa, Gradas de Soaso, Cola de Caballo. Se trata de la excursión más clásica y concurrida recomendable para gente con una preparación física media-baja. Se inicia en la pradera de Ordesa (1301m.). Después de atravesar bosques de abetos, hayas y pinos, acabaremos llegando a las famosas cascadas de las Gradas de Soaso (1778 metros), maravilla natural de miles de años y que el río Arazas ha ido modelando. A partir de aquí la montaña da paso a prados alpinos y pino negro, continuando en llano a través del Circo de Soaso, desde el cual se divisan las cumbres de Monte Perdido, Cilindro y Sound de Ramond. Al fondo del Circo de Soaso, se halla la famosa Cola de Caballo (1787 metros).

1 comentario

Una respuesta a Ainsa, villa medieval del Pirineo, Huesca

  1. Javier Sánchez López 23 septiembre, 2014 a 12:04 pm

    Es un pueblo realmente precioso y con una situación privilegiada para poder hacer excursiones por los Pirineos o por la Sierra de Guara. El pueblo se ve en menos de un día, pero merece muchísimo la pena.

    Os dejo la entrada donde cuento mi visita a este pueblo.

    http://correndoabulixa.blogspot.com.es/2014/09/ainsa.html

    Responder

Responder a Javier Sánchez López Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Turismo Rural en Sierra Nevada

casas-rurales-venta-de-los-herradores

Vacaciones en la Costa Brava

cala-montjoi_publicidad

Turismo Rural y Aventura en Asturias

Hotel & Spa Villa de Mestas